Cinco tips para vencer el bloqueo


perseveranciaCuando era niña, podía narrar un cuento cada noche. Cuando era una adolescente, escribir un poema cada día. Pero una vez que estudié la Licenciatura en Literatura, algo pasó en mí que no podía escribir ni medio cuento, ni medio poema compartible. Sin embargo continué escribiendo en mis diarios, leyendo, estudiando. Hasta que un día tuve la oportunidad de dar mi primer taller de escritura creativa, y me puse a escribir junto con mis alumnos. La maravilla es que volvieron a surgir, ahora adultos, los textos que tenía escondidos dentro de mí, pero que no veían la luz sencillamente ¡por que no los escribía!

Algo muy importante de esos días de mis primeros talleres fue disfrutar la experiencia. Escribir en un entorno amable, lúdico y acogedor fue clave para mirar nacer y crecer mis textos, y así poco a poco animarme a compartirlos para comunicarme  mejor.

Y sí, me repito y repito lo que mucha gente ha dicho ya: el secreto para escribir es escribir, y la novelista María Tena, quien fuera maestra mía en un taller, lo explica así:

  • Trabajar. El primer enemigo del escritor es la pereza. Flaubert decía: El genio nos lo da Dios pero el talento nos concierne. Con una conciencia recta, amor al trabajo y una constante paciencia podemos obtenerlo. Buffon llamó al talento una larga paciencia. Es cierto que el camino es largo. Es esta profesión no hay atajos ni se consiguen resultados inmediatos pero, en cambio, es casi seguro que, si se tiene la suficiente pasión y voluntad para hacerlo cada día, el resultado a medio plazo está garantizado.
  • No tener prisa en publicar. Repasar, releer y corregir lo que se escriba muchas veces porque, salvo en casos excepcionales, en una primera relectura no vemos los problemas de un texto. Cada cosa se puede decir de mil maneras distintas y tenemos que encontrar la mejor de ellas.
  • Ser humildes. Decía Doris Lessinng que no debemos enamorarnos de nuestros propios textos de manera que no veamos sus defectos. Los escritores aficionados, decía, se agarran a sus primeros borradores imperfectos. Saber desprenderse de lo que sobra o está mal escrito es una de las virtudes del escritor. Esta humildad nos servirá también para darnos cuenta de que un relato, y mucho más una novela, no se puede escribir de golpe porque el hecho de intentar escribir demasiado aprisa nos agobiará. Es mejor escribir mal y corregir que no escribir. También puede ayudar trazar un plan de trabajo que estés seguro puedas cumplir. Unas etapas realistas que no te dejen exhausta el primer día pero que te mantengan concentrada en tus textos.
  • Copiar a los maestros. Se aprende mucho leyendo despacio a los grandes escritores, y además es conveniente  que intentes ver a través del texto los trucos que utilizó el autor o autora que admiras y hacer ejercicios parecidos. También se puede practicar el llamado Plagio creativo. Se trata de tomar un tema de otro autor y contarlo a tu manera.
  • Ser capaces de estar solos. La escritura es un trabajo solitario. Una de las virtudes de los talleres literarios es que además de que serás tratado como un escritor, podrás compartir las inquietudes de este proceso solitario que es escribir. La tranquilidad, la soledad, la reflexión son herramientas tan potentes como la computadora o la pluma. El escritor tiene que estar inmerso en el mundo, mirando con atención para luego recluirse en su mesa de trabajo el tiempo necesario para trasladar esa vida al papel.                                  Maria Tena

One Comment on “Cinco tips para vencer el bloqueo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: