Escritura y estilo


Por:  Natalie Golberg  en su libro: La escritura, una terapia creativa

¿Qué es el estilo? ¿No tendría yo que tener un estilo único? Me preguntan.big-foot-guitar

Ya lo tienen. Cada uno somos individuos únicos con vidas únicas. Ninguna persona en el mundo tiene a misma vida que otra, con los mismos detalles. Aunque tengas un hermano gemelo, uno de los dos nació unos pocos minutos antes que el otro y si cuando tenían ocho años dieron un paseo llegaron hasta un árbol a mitad del sendero, uno podría haberlo rodeado por la derecha y el otro por la izquierda. A la izquierda del árbol un hermano vio una mofeta. A la derecha, su gemelo vio un puesto de tacos mexicanos. El estilo es tan simple y directo como ello. Requiere que se digiera la experiencia, sea cual sea esa experiencia, para que se pueda escribir sobre ella. No significa suprimir a la mofeta ni o enfurecerse por no haber sido tú quien viera el puesto de tacos mexicanos. Significa que tú ves la mofeta, te quedas con la mofeta, la describes; a continuación escribes tu siguiente pensamiento, lo que has visto, olido, probado o tocado.

El estilo requiere que asimilemos quienes somos. Viene desde dentro. No es que yo escriba como Flannery O`Connor o Willa Cather, sino que he digerido totalmente su obra y además de esto, o justo con esto también, he digerido completamente mi vida: una mujer católica, protestante, budista, del siglo XX, cuya abuela era propietaria de una pollería en el mercado, cuyo padre tenía un bar, cuya madre trabajaba en un departamento de Macy’s: todas las cosas que me hacen como soy, entonces lo que escriba estará imbuido de mí, tendrá mi estilo.

Si mi estilo es asimilación de tantas cosas, entonces proviene de todo el cuerpo, no solamente de la cabeza. Cada una de nuestras células rezuma quiénes somos. Lo sabemos simplemente mirando a la gente en una cafetería. A la mujer de la esquina se le ha corrido el pintalabios rojo oscuro, tamborilea en la mesa con sus largas uñas y mira por la ventana. El hombre de la mesa de al lado se come primero la corteza de la tostada, lleva zapatos de charol negro y ha arrojado el maletín sobre la silla que queda frente a él.

El estilo en la escritura no es algo fácil: Oh sí, ella tiene estilo. Supone hacerse más y más presente cada vez, asentarse más y más profundamente en el interior de nuestras capaz y luego hablar, sabiendo que lo que escribimos hace eco en todos nosotros: todo lo que hacemos respalda nuestra escritura. Ésa es la base más sólida sobre la que sostenerse. Hemingway dijo que si un escritor sabe algo, aunque no lo escriba, está presente en su obra.

Es muy hermoso. Cada uno de nosotros es un concierto que reverbera a través de nuestra vida y refleja y amplifica el mundo que nos rodea. Éste debe ser el significado del dicho budista de que todos estamos compenetrados e interconectados. Pero no nos pongamos demasiado trascendentes: quédate con el bocadillo de salchichón que tienes delante; el olor de la mostaza, las bolsas de papas fritas que ves en el expositor con el rabillo del ojo.

Issa es uno de los cuatro grandes escritores japoneses de haikú de todos los tiempos. En la introducción a Inch by Inch, Nao Sakaki, que tradujo el hi ku de Issa, dijo: “No dotado de gran genio, pero blandiendo honradamente su experiencia desde el fondo de su corazón, conservó su sencillez y su  humanidad”.

Así es como escribió Issa su hai-ku, así es como consiguió su estilo. No por antojo. Asimiló quién era: un ser humano con experiencias humanas. En la clase, suelo leer estas palabras dos veces. Volveré a escribirlas aquí para ustedes. Recuérdenlas. Ayudan.

“No dotado de gran genio, pero blandiendo honradamente su experiencia desde el fondo de su corazón, conservó su sencillez y su  humanidad”.

Por último, no se preocupen por el estilo, sean quienes son, respiren a pleno pulmón, estén vivos y no se olviden de escribir.

One Comment on “Escritura y estilo

  1. Pingback: Tweets that mention Difícil de Juglar » Escritura y estilo -- Topsy.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: