La nota del laúd XII


Ser un buen escritor y permanecer arriba es un dificilísimo acto de equilibrio. No basta con el talento. Hay que tener una tremenda capacidad de presencia. Tiene que haber un factor X, alguna dimensión adicional que nos ha permitido mantenernos. Quienes consiguen verdadero éxito son como vampiros: no se les puede matar a menos que se les clave una estaca en el corazón. Lo único que puede destruir a un escritor realmente fuerte y con talento es él mismo.

Truman Capote

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: