Las ideas para escribir


Las ideas para escribir, ¿Llegan solas, sin avisar, o se les espera a una hora determinada, con el café a punto y la pluma en ristre? Les preguntamos a algunos/as compañeros/as  y esto es lo que nos platicaron:

Zilniya, quien siempre nos sorprende con sus cuentos por descontado, sus microficciones llenas de vitalidad y humor, y sus  poéticos haikús, en Ecologismo Literario nos dice:

A veces la inspiración viene a visitarme de sorpresa, por lo cual me mantengo preparada. La mayoría de veces tengo que llamarla yo llamando al 112. Lo que me mejor me funciona es pensar en una palabra concreta, o ver una imagen que me evoque un mensaje. Me ayudo del diccionario de sinónimos para crear juegos de palabras.

A pesar de que en su blog Cazando Sueños Mauricio Roverssi tiende una enorme telaraña a las musas, nos platica de la inspiración que:

A mi me atrapan las ideas en cualquier lugar. Colores, imágenes, historias, algo que leo o alguna conversación. Y como siempre olvido mi libreta o el lapicero, a veces he pasado largo rato repitiéndome la idea mentalmente hasta que puedo escribirla. Y si tuviera que mencionar un lugar, sería el autobus. He descubierto que me encanta pensar, leer y escribir cuando tengo que hacer un largo viaje. Cuando voy para el trabajo, por ejemplo, tengo dos opciones de recorrido, y generalmente tomo el que lleva más tiempo, porque me permite pensar más o leer.

Javier Aguirre, poeta y crítico literario de inacabable energía, nos platica desde Chile:

Mis mejores poemas los he escrito caminando y sin papel. Los voy repasando en la memoria según avanzo para que no se me olviden. Naturalmente, son más bien breves. Esto tiene la ventaja de que aunque se pierdan, no importa, se los puede rescatar. Otros pueden caer en el olvido antes de llegar al papel. Es un método memorístico debido al olvido -del lápiz. A veces, hay textos que surgen del contacto con otro texto, a modo de diálogo.

Pero la inspiración también  evade incluso a  una estudiante de la licenciatura en Letras: Ana Paola López, quien ha ganado varios premios por su poesía, nos comparte cómo hace para no dejarla ir.

Yo soy el tipo de persona a la que la inspiración llega de improvisto. Por eso siempre cargo con una libretita o grabo lo que se me ocurre. Ya en la comodidad de mi hogar tomo esas ideas y las voy desarrollando. Por lo general, escribo tratanto de evitar sin cosas que me distraen mucho,  porque tengo graves problemas de concentración.

Y tú, ¿tienes algún ritual especial antes de sentarte a escribir? ¿Cómo invocas a las ideas? ¿Cómo haces para atraparlas o dejar que te atrapen?

Entradas relacionadas:

Escritores y escritoras a través de twitter nos comparten qué les inspira.

Gianni Rodari habla de la imaginación y cómo el lenguaje crea otras realidades.

Inspiración para escribir microficciones.

10 Comments on “Las ideas para escribir

  1. Creo que todos los que estamos participando en este hilo tenemos lugares comunes, ya verán. 🙂

    Hay veces que las ideas vienen solas, casi siempre antes de dormir o en el bus (sí, Mauricio, a mí también :D). Nunca me falta un boli y un papelito desprevenido dentro de la cartera, pero si no tengo el bolso a mano, pues para eso está el móvil. Si estoy muy apurada, simplemente hago una grabación de mi voz contándome a mí misma qué es lo que tengo pensado (a veces resulta mejor, porque así puedo decir muchas cosas en poco tiempo), si no lo estoy tanto, escribo palabras claves… o en el caso de un tuit, pues regularmente ya viene listo, pero igual lo tengo ahí por si hay que trabajarlo un poquito más. Si estoy en el trabajo o en casa, pues en la portátil tengo un archivo que se llama “bla” (jeje) donde apunto tooodos mis borradores. También suele suceder que las ideas nacen en conversaciones, con los colegas o con mis alumnos, a veces son cosas que me salen en los ejemplos que les doy al momento de enseñarles cosas, o por teléfono con mis amig@s.

    Hay veces que me siento con la determinación de escribir algo, entonces me siento y pongo música (en español, porque si es en otro idioma no me funciona) y siempre una buena taza de té al lado. La pantalla en blanco y, bueno, a veces salen cosas, otras no. La cosa es no desistir.

    Ahora estoy en un momento un poco seco, pero las ganas de jug(l)ar con las palabras sigue seguirá estando. 🙂

    Besines a todos 🙂

  2. Yo al igual que Oriana tengo un archivo en la portátil, con ideas de textos, algunos esperando que me ponga a trabajar con ellos. Se me ocurren muchas ideas justo antes de dormir, por lo que pongo papel y pluma a un lado de la cama.

    Cuando hay que escribir un artículo reviso mi lista de ideas, e intento con la primera, si no sale, intento con otra. Hay veces que escribo pensando que todo se irá a la basura, pero resulta que al final descubro que siempre hay algo que se puede rescatar. También disfruto mucho revisando, puliendo las ideas ya vertidas en palabras.

  3. Que hermoso compartir con gente de tantos lugares y colores. Internet es una maravilla. Ya lo he dicho y lo repito, me encanta esta iniciativa.

  4. ¡Un honor poder colaborar aquí! Después de leer los comentarios, he recordado que a veces suelo “autoenviarme” mails con la información que me gusta o inspira. Es un modo de hacerme una lista de tareas a la vista, pues siempre estoy chequeando mi e-mail.

  5. A pesar de lo que he dicho antes, al final, realmente, el mayor porcentaje de lo que escribo ahora -no sé si lo mejor, pero lo más cuantioso- lo escribo tecleando. Gabriela Mistral decía que tenía que mirar al cielo para escribir, para desligarse un poco de las limitaciones -quizá a lo Fray Luis de León (ay, quién pudiera / libre de esta prisión volar al cielo…). Creo que el contacto con la naturaleza ayuda a interiorizar, a profundizar, a encontrar la propia voz, olvidada del tráfago. Conviene hacerlo para desacelerar, porque el ingenio no basta, son juegos de artificio, hay que calar más hondo para que los juegos se nos vuelvan fuegos de palabras. Aunque a veces es inevitable…

  6. Lo que queda claro es que, lo que funciona para uno, no necesariamente funciona para todos.

    Por ejemplo, lo que acaba de escribir Javier A. no se me aplica. Estoy rodeada de naturaleza, montañas, nieve, la fantástica hora azul (al amanecer y al atardecer cuando hay nieve), auroras boreales (en invierno), sol de medianoche (en verano) y demás… pero no son temas recurrentes en mi escritura. No sé, no podría explicarlo, pero son elementos que no me llaman al momento de escribir.
    Cada uno encuentra la inspiración (o es encontrado por ella) bajo sus propias circunstancias, si es que existieran, porque algunos escriben por disciplina (hoy es martes, escribiré, como todos los martes, dos cuentos) o porque le nace (me acaba de llegar una idea). El caso es que es algo totalmente subjetivo, creo yo.

    Besines.

  7. Generalmente las ideas vienen a mi y me buscan, minutos antes de dormirme. Nunca tengo nada para anotar y soy muy vaga para levantarme y caminar a buscar papel y lapiz.Por lo tanto, me convenzo a mi misma y me digo que no lo voy a olvidar y me repito varias veces el texto. A veces son cuatro frases, otras son solo las 6 palabras y otras una idea sobre un microcuento.
    Generalemente a la otra mañana nada me parece tan maravilloso como lo fue de noche pero algo hago intentando recordar y armando el rompecabezas.

  8. Hola!
    Finalmente después de leer muchas cosas con calma sobre este espacio me decido a escribir. Que cantidad de información y qué valiosa!
    Inspiración…como ya se ha dicho tambien llevo una libreta conmigo a todas partes pero cuando mas cosas se me ocurren es conduciendo, porque conduzco bastante. Hay cosas que se quedan en mi mente y en el aire que esta dentro del coche pero algunas otras llegan a materializarse en palabras. También me reenvio e-mails con cosas interesantes cuando estoy en el trabajo o fuera de casa porque me hayan servido de inspiración. Y la música sí, en cualquier idioma que entienda me sirve, siempre me dice algo. Lo que mas me llama la atención…son las emociones, las capto rápido en la gente y eso me transmite muchas vibraciones, así como observar a los otros cuando no se dan cuenta o visitar lugares nuevos que parezca que tienen historia.
    Espero poder ser mas participativa, me encanta este lugar!
    Enhorabuena y gracias por este espacio!
    Saludos desde algún rincón del sur de Iberia. . .

  9. Bienvenida Ángela, no dudes en dejarnos siemmpre tus comentarios. Aciertas enormemente cuando dices que prestar atención a lo que delata las emociones nos da muchos recursos para la inspiración. ¡Y ni qué decir de la música! A mí ciertas canciones me inspiran siempre ganas de ponerme a escribir poemas. En este enlace abundamos sobre la atención al entorno. http://dificildejuglar.com/2009/11/percepcion-y-atencion/ Un saludo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: