Poemas para pegar en el refri II


“Los niños tienen mucha imaginación” Solemos decir, y sí, la tienen, al igual que nosotros, sólo que ellos la usan para cosas mucho más encantadoras y gozosas: hablar con los gatos como si éstos fueran viejos amigos, alegrar con una danza desenfadada a la nueva planta que llegó a casa marchita; alejar el miedo con letreros imaginarios que dicen: “Lo que buscas está a mil kilómetros hacia ahí –>”

El mundo de los pequeños está lleno de prosopopeyas.  Una prosopopeya es la figura de lenguaje que confiere a animales, objetos y a conceptos abstractos características o acciones exclusivamente humanas.

Ejemplos:

Animal: El gato medita en la ventana.

Objeto: El ojo de la cerradura parpadea, asombrado.

Concepto abstracto: El odio que titirita en su mirada fría.

¿Qué tal si hacemos un poema para describir un momento del día usando los tres tipos de prosopopeya: animal, objeto, concepto abstracto? Podría quedar algo así:

Esta mañana las hojas secas bailan
y me saludan
desde la ventana.
La taza de café se ruboriza
como si nunca antes la hubiera yo besado.
Un miedo del pasado
que estaba de visita

ha quedado doblado entre las sábanas
mientras mi alegría y yo nos vamos
doblándonos de la risa.

Y recuerda: estos son ejersucios, ensayos, borradores. Disfruta mientras creas sin presiones, y si te gustó el resultado, pegálo en el refri y compártenoslo.

Entradas relacionadas:

Poemas para pegar en el refri I

Lenguaje poético

9 Comments on “Poemas para pegar en el refri II

  1. A gritos me despiertan las dudas
    que me susurra a traición la almohada:
    Al parecer las arañas del techo
    destejieron mi paz por la noche.

  2. La luna sale del bolsillo del cielo.
    Es la unica moneda de plata que nadie ha podido gastar.
    Aunque en las noches oscuras me pregunto si se la han robado.

  3. Hace días que estaba sola. Qué extraño … No recibía visitas; luego me di cuenta que se había vengado de mi, siempre supe de sus celos, no me puede compartir.
    El timbre de mi casa se enojó conmigo. En fin …se peleó para siempre y dejó de funcionar.

  4. Ayer me confesó: Estoy cansada de éste, mi destino y de esta, mi profesión. Estoy harta que me toquen y me manoseen… No quiero ser nunca mas un picaporte.

  5. Acá les va el mío 🙂
    Saludotes!

    Abril camina hacia mí
    Acercándose lentamente
    Pidiéndome que lo abrace… See More
    Me susurra palabras al oído
    El cual se estremece
    En una mezcla de timidez y deseo
    Anhelando tus manos traviesas
    Perdidas en mi cabello distraído
    Como aquella noche que aún duerme

  6. Pingback: Un año de Difícil de Juglar: También nos ejersuciamos en facebook « Club Seis

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: