La nota del laúd


Siempre digo que soy una escritora orgánica porque escribo como bebo o como respiro…. es una necesidad esencial. Escribo porque no puedo vivir sin escribir. Y uno siempre escribe para aprender, para comprender, para saber, para intentar entenderte y entender el mundo. Si se me acabara ese tumulto de ensueños narrativos, ¿cómo me las iba a arreglar para seguir levantándome de la cama todos los días?
Rosa Montero

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: