¿Revisar otra vez?


Crear, como todos sabemos, es apasionante, vertiginoso y muchas veces descuidado. Sé que no todos somos así, pero a mí me pasa que me emociono cuando escribo y publico casi inmediatamente. Sin embargo tengo algo así como una alarma interior que me hace leer mi texto una y otra vez intentando detectar posibles errores. Pero esta revisión va más allá de detectar los errores, se centra en lo que estoy comunicando: intento leerme con otros ojos, para ver si realmente mi escrito expresa lo que yo quiero decir.

La ortografía y la sintaxis son muy importantes en los textos académicos y de divulgación, ¡pero lo son todavía más en los textos literarios! Un cuento breve, por ejemplo, puede perder todo el significado que quiso darle su autor, por una sola coma que sobre o que falte. Así es como naufragan muchas buenas ideas y se pierden en el mar de la mediocridad infinidad de textos.

¿Quieres dar un salto hacia adelante en la calidad de tu escritura? Revisa una vez más tus escritos. Aquí te proporciono una lista de aquello que vale la pena repasar.

• ¿He usado palabras vagas o he escrito oraciones ilógicas?
• ¿En algunos párrafos las oraciones necesitan más variedad?
• ¿Hay algún diálogo torpe o difícil de leer?
• ¿He acelerado convenientemente el ritmo en algunas partes de la historia?
• ¿Repito más de dos veces la misma palabra en un párrafo?
• ¿Están mis párrafos convenientemente separados por sangrías o espacios en blanco?

¿Cuáles son las estrategias que mejor te funcionan a la hora de revisar tus escritos? ¿Nos las compartes?

One Comment on “¿Revisar otra vez?

  1. “… no me entienda lo que le digo, sino lo que le quiero decir”. Como corrector, te puedo decir que es mucho más fácil trabajar sobre textos de otros que sobre los propios, pero lo que he sacado como regla es que la redacción (al menos en los textos de difusión) es más una cuestión de estructura y no de palabras. Tengo una recetita muy útil, tanto para encontrar errores de concordancia como para ir siguiendo el hilo de la ideas y es ir separando las ideas con diagonales. Al individualizarlas, es más fácil detectar si concuerdan (gramatical o lógicamente) con las anteriores, y también ver rápidamente si están de más sin aportar nada.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: