Juglemos a filosofar


Los títeres trovadores como yo somos un poco filósofos. ¿Cómo  no serlo cuando tenemos la cabeza llena de trapo, de sueños y de invenciones? Yo muchas veces, sumergido en las profundidades de mi maleta, me pregunto qué tan diferente puede llegar a ser este mundo que compartirmos títeres y humanos. ¿Si el cielo raso de mi maleta fuera menos chaparro, los borreguitos que cuento para dormir podrían saltar más alto? ¿Si la luna es de queso, quién es el enorme ratón que se la come todos los días un poquito hasta desaparecerla? ¿Quién es la quesera que vuelve a poner una bola nueva en el mostrador del cielo?

La palabras “si” es muy importante para los títeres poetas que somos un poco filósofos, porque abre la puerta a toda clase de posibilidades que entran dando brincos, y traen sorpresas y fotos con mundos nuevos. La palabra “entonces” que sigue a “si” también es muy importante, es la que  nos toma de la mano (a los títeres nos toma con la mano) y nos lleva esos lugares nuevos para que los admiremos con nuestros propios ojos.

¿Quieren probar a hacer un ejersucio con “si…entonces” a semejanza de este poema, de títere anómimo:

Si todas las cosas fueran eternas
y nada se terminara;
¿Cómo podríamos ponerle fin
a este verso aquí?

12 Comments on “Juglemos a filosofar

  1. Si mis fantasías no se hicieran realidad…por qué no seguir fantaseando?

  2. Si mis deseos fueran lágrimas, seguiría llorando.

  3. Qué bonitos, Mauricio, Virginia. 😀 Ahí va uno mío:

    Si las rosas fueran de estambre, entonces podríamos tejer confortables trampas con su aroma.

  4. Si todas las cosas fueran eternas
    y nada se terminara;
    no me importarían las noches en vela
    ni las esperas en la distancia.

  5. Si los ojos se vuelven al alto cielo,
    entonces ¿por qué se los come la tierra?

  6. Pingback: Cumpleaños de Lúdico, un año en que todos crecimos en expresión y creatividad « Club Seis

  7. Pingback: Juglemos a filosofar « Club Seis

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: