La nota del laúd


Escribir exige pensar. Uno debe deliberar, planear, inferir consecuencias posibles, hacer supuestos, probar alternativas y realizar otras actividades mentales que tienen que estar cuidadosamente coordinadas. En gran medida, los criterios para una buena escritura son los mismos que para el pensamiento lógico. Sin embargo, escribir implica también consideraciones como la gracia y la sorpresa, la textura y el ritmo, la palabra y la inteligencia, sobre las cuales la lógica tiene poco o nada que ver.

Matthew Lipman

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: