¿A qué hora escribes?


En días recientes me ha dado por despertar a media noche y escribir. Lo hago porque no me queda más remedio, pues es inútil dormirme y las ideas y recuerdos atiborran mi cabeza. Al principio refunfuñaba pensando en la resaca del día siguiente, pero ahora empieza a gustarme. Coincido con Fernando Marías, pero ojalá tuviera la misma calma que él.

¿Y tú, tienes un momento o un horario para practicar la escritura?

De madrugada las ideas flotan en el aire

Por: Fernando Marías

A la gente a la que se lo cuento, esté relacionada profesionalmente con la escritura o no, suele mirarme con estupor cuando saben que me levanto a las cinco de la madrugada para escribir; la mayoría considera que esta hora es idónea, sobre todo, para continuar durmiendo o, en todo caso, para acostarse, y asocian con alguna clase de masoquismo irresponsable a quien profana tal esencia levantándose voluntariamente para trabajar.

En realidad no es para tanto: lo que en verdad hace o puede hacer inhóspita esta hora del día es la ducha apresurada, el desayuno desganado, la salida a la calle en dirección al correspondiente lugar de trabajo. Pero yo procuro dar a las cinco de la madrugada el barniz opuesto, luchando con la convicción calmada contra la prisa. Preparo el café, enciendo el ordenador, me entretengo en observar si los tejados siguen en su sitio, espío las luces aislada que siempre destellean en alguna parte, fantaseando sobre a quién y por qué pueden estar iluminando: me esmero en imaginar historias atroces, pasiones tensas, crímenes…, un entretenimiento inocente del que me saca el borboteo del café.

Luego más calma, toda la posible: abro el archivo sobre el que trabajo, trato de aproximarme a él para buscar la concentración. La noche y el silencio ayudan: alguien me dijo una vez que a estas horas las ideas flotan en el aire, y las captura quien primero se empeña en ello. Creo que tenía razón. Poco a poco, normalmente en paralelo a la pausada transformación de la noche en día, la mente va sintiéndose cómoda con la historia encerrada en la pantalla del monitor; una hora después de haber empezado el ritual los dedos van escribiendo como si fueran los verdaderos autores de la historia: rápidos, decididos, lúcidos.  El mejor momento del día puede ser la coincidencia de esta velocidad mental y mecánica con el día asentándose sobre los tejados de Madrid: hasta parece que lo que escribes es bueno, tengo comprobado que, en las sucesivas correcciones, casi nunca retoco lo escrito en estas circunstancias. Tal vez es cierto, tal vez las ideas vuelan a merced del primero que se levanta para atraparlas.

Más artículos para inspirar la escritura:

Libros y películas como inspiración

Enlaces para juglar mejor

7 Comments on “¿A qué hora escribes?

  1. Recuerdo haber leído que Mariano Azuela (creo que en una novela de su sobrino Arturo) tenía esa rutina, escribía entre cinco y seis de la mañana, desayunaba y se iba al consultorio a trabajar como médico.

  2. Cuando escribo, también, casi siempre, es de noche, el día me ataranta, llena mis oídos y mi mente de ruido, pendientes obligados que son como los demonios de mi rutina.
    La noche es mi tiempo, silenciosa abrazadora, atrayendo duendes, sueños e ideas, simplemente es para mí, para lo que quiera hacer.

  3. No recuerdo qué autor dijo que para escribir era necesario ser capaces de estar solos. Eso es lo que brindan algunas noches.

  4. Por el momento voy a escribir apenas tenga un poco de tiempo y un lugar donde hacerlo. Aprovecho para disculparme por mi presentación tan chusca y con tantas faltas… Ja ja que bueno que tome el curso y prometo aplicarme! Saludos. MS

  5. Mi hora perfecta para escribir es la hora de la luz.. Las 6 de la mañana. Justo cuando la luz vence a la oscuridad. Desde mi punto de vista, a esta hora, todo esta desinflado. Es el incio de toodo un dia y por lo tanto la mejor forma de organizar las ideas, esas que se quedaron flotando durante tooda la noche. Tal vez esa que fue desechada en algun momento y que a esa hora se convierte en la idea angular…. jijijij

  6. Mi hora de escribir? Creo es en todo momento… Ahora con la herramienta de twitter lo hago desfachatadamente a toda hora.

    Ahora que si hablamos de un texto de mas de 140 caracteres, creo que no tengo hora definida del día, solo sucede en momentos donde no hay tanto ruido, y algo me mueve, como la lluvia por ejemplo, dada su prolongada ausencia en mi ciudad; o alguna canción, o la lectura de alguna frase, o una bella foto…

    =)

  7. No tengo hora, pero de elegir diría que de buena mañana…
    Besos,

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: