Las apariencias engañan, aparentemente.


Cuando medito en las profundidades de mi maleta, generalmente antes de dormir, me pregunto: ¿Las apariencias engañan, o desengañan?  ¿Son inocentes, o culpables?  Por ejemplo:  ¿Ustedes creen que yo soy un títere? ¡Que no! Soy un duende de trapo disfrazado de guante. Y este lugar donde vivo no es Barcelona, es La Jugla, un espacio entre el más allá, el más acá y mi maleta.  Esta no es una propuesta para que escribas literatura, es un ejersucio, es decir: una invitación a juglar con las palabras  y sus significados.

¿Te atreves a mirar las cosas desde otro punto de vista? ¿Tal vez uno más soñador, imaginativo, o incluso  irreverente? Te proponemos hacer tres oraciones a semejanza de estas de Carmen María:

No es una nube negra, es un trazo de lápiz emborranado por un enorme dedo pulgar.

No es una hoja caída, es un beso arbóreo tirado al viento.

No es un libro cerrado. Es un compendio de pájaros con las alas cocidas por ambos lados.

Otros ejersucios:

Te receto un poema

Poemas para pegar en el refri

11 Comments on “Las apariencias engañan, aparentemente.

  1. No son mariposas, son ilusiones aladas cargadas de esperanzas

    No son dudas, son reminiscencias de un futuro utópico

    No es un beso, es el encuentro de dos almas que palpitan

  2. No es silencio, es un concierto enorme de sonidos mudos.
    No es demora en comenzar, es postergación de lo obligatorio.
    No son flores, son pinceladas de colores detrás de un sentimiento.
    No es una casualidad, es mi pensamiento que te alcanza.

  3. Pingback: Tweets that mention Las apariencias engañan, aparentemente. – Difícil de Juglar -- Topsy.com

  4. No son las luces de la ciudad, son millones de deseos guardados en una caja de zapatos.

    No son lágrimas, es el oleaje del mar que llevo dentro.

    No eres tu, ni soy yo, somos la voz de un narrador que cuenta cuentos a un dios recién nacido.

  5. David,Mariano, Glemarys, me ha emocionado mucho leer la calidad poética de sus frases. ¡Qué alegría que el ejersucio se vea acompañado de tan geniales gotas de inspiración! Un saludo afectuoso desde un lugar de la Jugla.

  6. no es un efluvio de palabras, son “las notas del laúd” de Ludovico Jiménez…

  7. No son palomas en desbandada,
    son tus manos,
    que bailan mientras me hablas.
    No es una rosa entreabierta,
    es una boca,
    que pide a gritos ser besada.
    No es la tormenta que se acerca,
    es mi corazón,
    que se acelera en tu presencia.

  8. esto fue lo único que pude expresar… …

    no son libros son realidades que puedes vivir una y otra vez sin necesidad de estar presente

  9. y yo, ávida de emociones, me derramo al leerte

  10. no es un “tal ves”, es sólo un “si” demasiado pensado

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: