¿Quién necesita un taller de escritura?


Cuando organicé el primer taller de escritura creativa fue porque necesitaba dar un paso al frente, compañeros que me ayudaran a avanzar, a practicar. Necesitaba  un entorno amable, ordenado, en donde pudiera compartir, entusiasmarme y crecer. ¿Por qué un taller  y no una tertulia literaria? Silvia Adela Cohan lo explica muy bien:

En la tertulia literaria

Se muestra lo ya escrito a partir de “nada”.

Se reciben críticas valorativas de carácter competitivo.

No se juega: hay solemnidad y desorden.

Se confía en la “inspiración”.

Se confía en la “expresión”.

Se confía en la “sensibilidad”.

Se repiten “sentidos previos”.

Se rechaza la teoría por castradora.

Se requieren talentos previos.

En el taller de escritura

Se escribe a partir de ejercicios concretos.

Se produce reflexión teórica con carácter de investigación.

Se juega: hay orden y placer.

Se trabaja.

Se trabaja.

Se trabaja.

Se producen significaciones nuevas.

Se estudia la teoría por enriquecedora.

Se requieren ganas de escribir.

Un taller de escritura es ideal para quienes suelen procastinar, para quienes necesitan aterrizar ideas, para aquellos que precisan de un espacio donde relajarse y también concentrarse. Un taller de escritura es ideal para volver a disfrutar de la la magia de la creación, y de las ventajas de hacerlo en comunidad.

2 Comments on “¿Quién necesita un taller de escritura?

  1. Estoy de acuerdo contigo. El ambiente que se respira en un taller es algo especial, no se puede encontrar en ninguna otra parte, y hace que el escribir cobre una dimensión diferente.

  2. A través de internet o presencialmente, de manera formal o espontánea, reunirse con otros a escribir hace la diferencia. Recibe un saludo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: