El lenguaje es un juguete


El arte es un juego que hay que tomarse en serio, declaró una vez Paul  Auster. Pero juego al fin, no es de extrañar que alguien nos vea “tuiteando” o terminando de hacer un cuento con la sonrisa en la cara y piense que estamos perdiendo el tiempo. A los que nos gusta juglar también nos pasa que a veces la gente no comprende que le faltemos así al respeto a “la sagrada literatura”. Por eso me encantó hoy descubrir en Imaginaria este fragmento de entrevista al escritor Luis María Pescetti:


Todo lo que se puede hacer con el lenguaje me divierte. Para mí el lenguaje es un juguete, disfruto cuando juego con las palabras y el absurdo. La vida está llena de afirmaciones o frases hechas que rozan el absurdo o rompen la lógica y terminan siendo graciosas, divertidas y otras veces hasta torpes. Me gusta señalar ese estado de sorpresa que implica desplazar al mundo cotidiano de su eje normativo.

El humor es mi primera forma de viajar, me permite tomar distancia de las cosas y ver todo de una manera distinta. La mirada se transforma, se extiende, tanto desplazamiento da una perspectiva panorámica. Decir que a alguien le gusta jugar con las palabras, es casi el equivalente a perder el tiempo, en su connotación negativa. Pero en mi caso es algo muy vital: juego con el lenguaje como el escultor juega con la piedra o la arcilla. No me pongo a explorar el lenguaje como el que se pone a revolver la comida que ya no tiene ganas de comer.

2 Comments on “El lenguaje es un juguete

  1. Qué buena noticia! Muchas veces, debido a mi acercamiento a la escritura de una forma muy jugletona, he sentido como algunas personas, incluso las que me quieren mucho, me han intentado llevar a tener esa visión de “sacrilegio”. Muchas veces he tenido que explicar que la escritura creativa y la literatura son cosas distintas, al menos en mi cuerpo y en mi mente las siento así. Pero quizás por no tener una formación específica en literatura me cuesta explicar esas diferencias o esa forma de hacer escritura creativa y de jugar con las palabras sin que eso signifique no respetar la literatura. . .
    Gracias por este texto tan inspirador!

  2. los niños aprendend jugando, cayendo y volviendose a levantar, hay que jugar, experimentar, algo obtendremos

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: