Sostener la escritura


Hoy hablaba con Yuan en nuestra sesión semanal de escritura. (Ahora tenemos el proyecto de los cuentos sobre estornudos y arcoiris él, y  poemas para niños yo). Le contaba sobre este experimento de escribir cada día durante cien días intentando encontrar un argumento, esperando tal vez, al final, haber hallado el tema de una novela, y estar entrenada para escribirla. ¡Por fin estoy entrando en el flujo de la escritura sostenida! Durante años mi experiencia escribiendo ha sido una especie de breve remojón de pies que se siente muy bien, entonces animo a otros a hacerlo, pero entonces de pronto hace frío y no dan ganas de entrar al agua, o salta la liebre, o hay que lavar los platos… así que sólo tengo textos breves y más textos breves. El mar está ahí, enorme, lleno de experiencias  en la superficie, en las profundidades, mar adentro, en las playas de Yucatán y en los desconocidos fiordos noruegos….pero sólo me había permitido un poco de sal y de arena en las puntas de los dedos.

boli escritura

Creo que no sólo se trata  de sostener algo escribiendo, sino de esta vida fragmentada. Cuánto tiempo estoy enfocada, qué tanto permito que me guste alguien, cuánta intimidad tolero y durante cuánto tiempo, ¿Puedo sostener un poco más la conexión? porque la vida ideal tendría que ser una constante meditación, no sólo cinco minutos aislados. Entonces crearíamos vidas plenas y amorosas y por supuesto, estimado público asistente y honorable jurado calificador, la paz mundial.

Pero me conformo con una novela.

 

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: