Autocrítica


(..)el tiro de arco no se realiza tan solo para acertar el blanco; la espada no se blande para derrotar al adversario; el danzarín no baila únicamente con el fin de ejecutar movimientos rítmicos. Ante todo, se trata de armonizar lo consciente con lo inconsciente.

Eugen Herrigel “El zen en el arte del tiro con arco”

 

Lo mejor de aceptar mi escritura tal y como es, es que me ayuda a ver el grado de profundidad y de contacto conmigo misma. ¿Qué le quitaría a mis escritos? Los lugares comunes. Les quitaría la “paja” ese montón de palabras que dicen nada. Les quitaría todas esas frases hechas para impresionar y me quedaría con las que han nacido de mi parte más auténtica. Busco la claridad y hacerme entender, quiero una escritura accesible a la mayoría de los lectores, quiero una escritura que toque mi alma, incluso si ahí duele, porque es la única manera de tocar a otros. ¿Y por qué escribo si no es para escapar del infierno? ¿Y qué es infierno sino un lugar donde no podemos tocarnos, abrazarnos, sabernos uno solo?

La forma de hacer conscientes mis desvíos del camino fructífero en la práctica de la escritura es algo que no me puede dar nadie más. Puedo comparar lo que escribo con referentes de literatura autobiográfica o poemas que admiro, o puedo encontrar sugerencias que aplicándolas, cambian mi escritura a mejor. (Hasta ahora, ser precisa e ir a la yugular es lo que mejor me funciona). El camino de la práctica de la escritura es largo y es hermoso. No busco la perfección, no compito, no aspiro a ningún honor que no sea ser leída. Busco la autenticidad, la espontaneidad, la libertad, y conseguir escribir con esa voz universal que lo dice todo mejor que yo.

One Comment on “Autocrítica

  1. APRECIADA SEÑORA
    Deseo probarme en la fascinante aventura de escribir, pero soy muy temeroso de hacer el ridículo; en consecuencia, solicito a Ud… se sirva ayudarme a iniciar este fantasear, para llenar de gozo mi existencia
    GRACIAS

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: