Valorar los borradores

Los escritos, los bailes, las palabras pronunciadas en voz alta, son como son, y al aceptar esas expresiones me estoy aceptando a mí misma con el estado de desarrollo en el que me encuentro, con mi poca o mucha concentración, con el grado de técnica con el que cuento.